Cómo lograr un buen descanso y que sea efectivo

0
606
el buen descanso y los celulares

10 secretos para lograr un buen descanso

No importa que estés de vacaciones o en plena época laboral. Es esencial aprender a tener un buen descanso para poder vivir bien. El descanso adecuado afecta el humor, la salud del cuerpo, es estado anímico. También afecta nuestra forma de pensar y a ejecutar efectivamente nuestras actividades diarias.

 

cómo lograr un buen descanso

 

Los bebés cuando están cansados lloran, los niños se ponen difíciles de tolerar. Pero los adultos tienen otras formas de sobrellevar el cansancio. Aún así, la falta de descanso tiene consecuencias negativas serias. Es más, lograr dormir y descansar bien mantiene un sistema inmunológico fuerte.

Durante el noche y durante el día: aprende a tener un buen descanso

Hay veces en que nuestros días son tan caóticos que llega la hora de dormir y a pesar de estar realmente agotados, no es posible dormirse bien. O si lo es, el descanso no es efectivo. Cada persona tiene distintos hábitos de sueño. Lo importante es aprender a descansar. Y para eso, influye mucho los hábitos que tenemos durante el día. No somos robots que apretamos un botón y se apaga la cabeza, el cuerpo se relaja y los ojos se cierras y ya. No, si fuera tan fácil no habría tanta gente con problemas para descansar bien.

Los que son padres saben cuan importante es que los niños no coman antes de dormir ciertos alimentos que los exciten, tampoco que hagan algunas actividades. Por algo es que desde que recordamos, antes de dormir los niños ya en la cama escuchaban de los padres un cuento que los vaya relajando hasta quedarse finalmente dormidos.

 

hábitos de sueño

 

Con las pantallas que excitan a los ojos y la mente, es más difícil lograr que el cuerpo entero realmente pueda relajarse y prepararse para dormir. Nuestras actividades son cada vez más aceleradas. Los horarios que tenemos son casi imposible de llevar a cabo y si lo hacemos, terminamos con una aceleración y adrenalina que de alguna forma hay que bajar. El estrés que se vive hoy no es el mismo que antes. Y por lo tanto, el tema del sueño y un buen descanso se hace más importante aún.

Tiene sentido entonces, ir adaptando ciertos hábitos en nuestra forma de vivir que tengan por objetivo lograr a la hora de dormir, un buen descanso.

 

aprende a relajarte

Cómo vivir, relajarse, y poder lograr un buen descanso

Todos tenemos la capacidad de relajarnos, y aún así, cuando vivimos constantemente estresados ya sea por trabajo, preocupaciones o problemas de salud, cuesta el ‘apagarse’ y saber relajarse. Incluso, seguramente están de acuerdo con que aún en las vacaciones no es tan sencillo relajarse.

Estar de vacaciones implica otro tipo de rutina con el fin de cambiar de aires, apagar las preocupaciones y disfrutar. Pero no es tan fácil y muchas veces se traslada el ritmó caótico y acelerado a las vacaciones resultando en una gran frustración porque se acabaron las vacaciones y seguimos cansados.

Tener un buen descanso influye mi felicidad

Está muy ligado a la felicidad y al bienestar. Afecta la salud física, psíquica y espiritual. Es cierto que muchas de las razones por las que vivimos como vivimos no pueden cambiar. Sin embargo hay muchas cosas que sí se pueden agregar. Son hábitos sanos que van a ayudarnos a contrarestar y balancear los negativos para lograr un aumento de bienestar por medio de un buen descanso.

 

buen descanso y estrés

 

Recordemos que los tres pilares de la salud son la nutrición, el ejercicio y el sueño. Si alguno de estos pilares no están bien, no sólo el cuerpo sufre sino todo el bienestar general y aún los que nos rodean. Cuando estamos cansados, nada parece estar bien, cuesta disfrutar y nuestra realidad se ve peor de lo que es. ¿cuantos de ustedes han experimentado esto?

Todos fuimos adolescentes y recordamos aquellas noches y madrugadas en que luego todo nos molestaba. La falta de sueño y de un buen descanso es catastrófica. Sobretodo si es constante y perdura en el tiempo. Hay que tomar acción.

Tu performance en el trabajo irá diminuyendo, las relaciones con tus amigos, colegas y familiares también sufrirán. Y me dirás que duermes 8 horas, pero que no descansas bien. O todo lo contrario, que es imposible siquiera meter 7 horas de sueño. Que no terminas con todo lo que tienes que hacer en el día.

10 secretos para tener un buen descanso

Estos tips son recomendados por la Fundación Nacional del Sueño (USA).

1. Mantén un horario o rutina de sueño.

Irse a dormir y despertarse a la misma hora aún durante los fines de semana. Esto ayuda a regular el reloj biológico y te va a ayudar a dormirte sin problemas y mantener el sueño durante toda la noche. Es un paso más hacia un buen descanso.

Mientras que tengas las 8 horas de sueño, no te preocupes si aún los fines de semana te despiertas a la misma hora. Esto es bueno si logras tener un buen descanso. Se le llama reloj biológico, y es algo así. Tener una rutina de sueño es importante. El cuerpo se acostumbra a activarse y a relajarce en ciertos horarios. Esto facilita un buen descanso y previene de desordenes del sueño. Acostúmbrate y entrena a tu cuerpo a tener una rutina de sueño.

2. Comienza a tener un ritual de relajación antes de acostarte.

Una rutina de relajación antes de meterte en la cama que incluye el apagar toda pantalla, luces fuertes, y las actividades que causan excitación, estrés o ansiedad. Si estás con la tablet o la TV o la computadora hasta justo antes de dormirte, hará más difícil que puedas dormirte, mantener el sueño o tener un buen descanso que te recomponga para el día siguiente.

3. Si te cuesta dormir por la noche, trata de evitar las siestas durante el día, especialmente por la tarde.

El ‘power napping’ o siestario durante el día puede ayudarte a recuperar la energía y darte un refresco para continuar tus tareas, pero si al seguir practicándola encuentras que a la noche te cuesta dormir, intenta ir eliminando estas power naps. Es necesario lograr obtener un buen descanso mediante el sueño de la noche.

4. Ejercicio diario.

El ejercicio vigoroso es la mejor manera de lograr por la noche un buen descanso. Pero si no es posible, aún el ejercicio liviano como una caminata de 20 minutos es mejor que nada. El ejercicio es importante, pero tampoco es cuestión de sacarle tiempo al descanso y sueño para poder ejercitar. De ninguna manera. Si tuviste un día realmente agotador, es mejor hacer un ejercicio suave que matarte en el gimnasio o una actividad fuerte porque lo único que lograrás es quedar más cansado y lesionarte.

Si estás intentando bajar de peso, darle a tu cuerpo un buen descanso es importantísimo. En esas 8 horas de sueño y descanso le das a tu cuerpo la oportunidad de fortalecer, reconstruir, refrescar todo lo necesario, incluido la ruptura de grasa acumulada que no hace más que cargar a tu cuerpo. Así que aún para los que quieren bajar de peso, un buen descanso es super importante.

5. Evalúa tu habitación.

Ayuda el tener una temperatura de ambiente de 15-20C. Intenta apagar los ruidos y las luces. Si tienes una pareja que ronca, intenta utilizar tapones para los oídos. Y si eres de esas personas que se duerme con la TV prendida, por favor no lo hagas. Recuerda que no es lo mejor mirar TV antes de dormirse. Si llega a pasar que la TV queda prendida, aun cuando estés durmiendo no lograrás un buen descanso pues las señales del sonido y luces siguen siendo recibidas por el cerebro.

6. Tener un buen colchón´y una buena almohada son esenciales.

Un colchón que te sostenga. Por lo general los colchones se deben cambiar a los 9 o 10 años (si son de buena calidad), muchísimo menos si son de mala calidad.

 

almohada colchón y buen descanso

7. Ayuda al ritmó cardíaco el exponerse durante el día a la luz del sol, especialmente por la mañana.

Además, le hace bien a tu piel y logras absorber la vitamina D que necesitas. Si sufres depresión, el exponerse al sol ayuda a sentirse mejor.

 

caminar al sol

8. Intenta evitar el alcohol, tabaco, y comidas pesadas por la noche para un buen descanso.

Tanto el alcohol, los cigarillos y la cafeína afectan el sueño. Una comida liviana y sana evita tener incomodidades digestivas por la noche que pueden molestar el sueño. Y en lo posible, intenta cenar 3 o 4 horas antes de acostarte. Si te quedas con hambre, es mejor comer un snack liviano antes de acostarte.

9. Aprende a ir relajando hacia la hora de acostarte.

Esto le da tiempo a tu cuerpo de ponerse en modo de dormir. Las actividades más tranquilas van calmando toda esa ansiedad y actividad que uno trae de todo el día. Es muy importante aprender a desacelerarse. Hay algunas aplicaciones que se utilizan para esto como ‘calm’. Estas ayudan muchísimo. Algunas personas tienen incorporado en su rutina momentos de meditación u oración. Pero para los que no lo hacen, estas aplicaciones que se bajan en el celular o la tablet son muy útiles.

 

malos hábitos de sueño

10. Si no puedes dormir y te encuentras muy pero muy cansado, puedes intentar ir a otra habitación o ambiente.

No vuelvas a prender la computadora o la televisión. Esto te hará peor. No lleves estos dispositivos a tu cama. La cama debes usarla sólo para dormir y tener sexo. De esa forma irás fortaleciendo las señales que le envías a tu cuerpo respecto al sueño y las actividades que se hacen en la cama. Si detecta tu cuerpo otra actividad relacionada con la cama se hará cada vez más difícil dormir allí.

 

Si luego de haber practicado todos estos consejos sigues teniendo problemas para dormir, lo mejor es consultar con médico. También puedes intentar cambiando tu dieta. Hay varias recomendaciones sobre alimentos que favorecen el sueño. Para algunos beber un vaso de leche con miel tibia antes de acostarse les facilita. Otros prefieren un té en particular. Pero hay alimentos que son específicos para ayudar a conciliar el sueño. No son mágicos. Ninguna de estas recomendaciones lo son. Es necesario practicarlas en el tiempo, perseverar, y así ir creando hábitos fuertes.