Mejora tu estilo de vida y fortalece tu sistema inmunológico

0
7
estilo de vida saludable

Si quieres fortalecer tu sistema inmunológico debes primero mejorar tu estilo de vida

 

Mejora tu estilo de vida

 

El sistema inmunológico es el que te protege y te mantiene sano,  cuando una persona vive constantemente estresada debilita el sistema inmunológico y tiene inclinación a enfermarse o contraer infecciones. Por eso es tan importante mejorar el estilo de vida.

Por lo general, una persona con un sistema inmunológico bajo suele contraer afecciones como gripes y resfriados frecuentemente. Un estilo de vida en el cual se vive en una constante tensión debilita el sistema inmunológico a tal punto, que en un momento dado podrías terminar con enfermedades complejas.

Hacer pequeñas modificaciones en tu vida diaria, pueden lograr grandes cambios en tu bienestar.

Muchas veces sin que te des cuenta, vas adquiriendo hábitos que se te hacen tu estilo de vida y que pueden comprometer tu salud. Por ejemplo, el vivir expuesto a agentes químicos y contaminación ambiental, provocan a largo plazo enfermedades derivadas de un sistema inmunológico endeble. Pero también hay otros factores como la falta de sueño, la falta de risa y alegría, la falta de contacto con la naturaleza y una mala alimentación.

Por eso, te recomendamos algunos pequeños grandes cambios en tu estilo de vida para darle un empujón a tu sistema inmunológico.

Comida saludable

estilo de vida saludable

 

La comida es clave para reforzar el sistema inmunológico.

Incluir pescado, frutas, verduras y cereales ayuda a mantener las defensas altas. Comidas que sean ricas en nutrientes, vitaminas A, C, D y E, zinc y hierro.

Aleja de la dieta diaria alimentos ricos en grasas saturadas y trans, tampoco consumas alimentos con pesticidas y metales pesados. Elegir alimentos orgánicos hace una gran diferencia.

Dentro de los cambios que tienes que hacer a la hora de comer, no saltes comidas o comas a  deshoras “cuando te quede un tiempito”

Esto es fatal para el sistema inmunológico.  La comida es un momento sagrado que debe tomar con calma y disfrutar cada bocado.

Relajarse

estilo de vida saludable

 

Otro cambio es aprender a relajarse. Cuando una persona vive estresada, genera efectos negativos en el organismo.

Hay maneras de relajarse, como el practicar yoga, Pilates, caminar, trotar, nadar. Todo lo que genere endorfinas potencia las defensas. El reírse es otro elemento esencial para reducir el estrés y relajarse un poco. Con el ritmo de vida que se lleva hoy en día, la gente se ha olvidado de reir a carcajadas, como los niños. Si puedes reirte un poco te hará muy bien a la salud.

Ejercicio

ejercicio y estilo de vida

 

Es casi obligatorio incluir ejercicio regular en tu vida si quieres tener un estilo de via sano. Enmarcado en el consejo anterior, practicar ejercicio ayuda a reforzar el sistema inmunológico, esto combinado junto a todos los beneficios que tiene el hacer ejercicio.

El ejercicio aumenta el flujo sanguíneo, ayuda a que el cuerpo expulse los metabolitos dañinos, lo que hace que el sistema inmunológico funcione correctamente.

Además, el hacer ejercicio hace que el cuerpo genere serotonina, endorfina y dopamina, que son las hormonas de la felicidad. Son las que suelen darce para la depresión. Sólo que haciendo deporte es gratis!  Estas maravillosas hormonas ayudan a combatir el estrés y ayudan a poder relajarse luego de hacer deporte sin tanta energía negativa.

 

Descanso

el descanso mejora la salud

 

Se deben dormir las horas correctas de acuerdo a la edad. Un adulto tiene que dormir por lo menos 8 horas diarias y acostarse temprano, no se descansa igual cuando se acuesta a las 10 de la noche que si se acuesta a las 1 am, sin importar que duerma 8 horas o más.

El periodo entre las  9 de la noche y las 2 de la mañana es el espacio donde el cuerpo se recupera.

Descansar aumenta la energía y mejora el estado de ánimo. Le permite al cuerpo recuperarse y estar listo para otra batalla al día siguiente. Si se hace ejercicio regularmente, el descansar correctamente ayuda a evitar lesiones.

Beber agua

8 vasos de agua al día, es lo que siempre se ha dicho, y es verdad. Por lo menos dos litros de agua al día se tienen que consumir para mejorar la función intestinal, hidratar el cuerpo y eliminar las toxinas. El cuerpo lo agradecerá. Además, las mujeres preocupadas por las arrugas, deben saber que el mantener el cuerpo hidratado ayuda a evitar que la piel se transforme en mapas.

Malos hábitos

Conductas como fumar, beber alcohol en exceso, consumir drogas, llevar una alimentación desbalanceada, trasnochar, dormir poco, trabajar mucho. Todo esto debilita el sistema inmunológico.

Besar

Seguramente el título lo sacó de contexto, pero no es descabellado, está científicamente comprobado que los besos refuerzan el sistema inmunológico y crea anticuerpos.

Los besos liberan endorfinas y hormonas como la dopamina y la oxitocina que se ligan al cariño y la ternura.

Besa, entonces.

 

la alegría mejora la salud

Ser feliz

La felicidad, además de hacerte sentir bien, fortalece el sistema para hacerlo más resistente a enfrentar las agresiones externas. Hay que buscar la felicidad sin importar el entorno, todo es pasajero. Ríe y se feliz.

Para terminar…

Como ves, se pueden hacer pequeños grandes cambios en tu vida cotidiana para lograr una excelente calidad, estilo de vida resultando en un sistema inmune a toda prueba.