Aprende a sentirte bien

0
129
sentite bien

¿quieres sentirte bien?

Duele cuando son tantas las cosas en la vida que no podemos controlar y eso nos da ansiedad. Pero basta con enfocarse en un pequeño progreso cada día para conseguir esos grandes resultados que tanto deseamos. Por eso… NO TE RINDAS. Si quieres sentirte bien sólo hace falta determinarse y hacer pequeños cambios. Los grandes resultados se ven al final de la carrera, cuando ves para atrás cada paso que has caminado o corrido.

sentirte bien

Sigue con tus propósitos de una vida sana…

come alimentos sanos, bebe menos café, sal a caminar, siente el sol y el viento en la mejilla, aprende a sonreir aún cuando no tengas ganas, da las gracias, desea el bien a otros y descansa 8 horas diarias.

Esos son los pequeños progresos diarios que te permitirán desterrar la ansiedad y el estrés y conquistar esos grandes resultados que tanto deseas.

Muchas personas se quejan cada día porque se sienten mal, porque comen mal, porque todavía no logran los objetivos que se propusieron.

Por eso est tan important que se aproveche cada parte del día para sentirse mejor. Especialmente cuando hay un día de sol radiante.  En vez de mirar el piso para abajo, mira hacia arriba, y disfruta el sol en la cara.

Uno no se siente bien automáticamente. Hay que aprender a realizar aquellas cosas que nos ayudan a sentirnos bien. Por ejemplo el jugar con los niños siempre ayuda. Ellos son naturales, espontáneos y cariñosos. También ayuda el salir a caminar y pasear al perro, o unos mimos con los gatos.

Otra actividad muy buena para reducir el estrés y la ansiedad es caminar al sol, sentir los rayos en la cara, escuchar los pajaritos. Lo que también ayuda es caminar sobre el césped descalzo. El contacto con la naturaleza ayuda mucho para que el cuerpo se relaje, se desconecte con los problemas. Unos minutos al día sentir el cesped en los pies. Un rato de sentir el sol en la cara. Escuchar los pájaros. Oler las flores. Claro que hacer ejercicio es excelente, pero no todos pueden hacer ejercicio físico, por eso al menos una caminata. Son esos pequeños cambios diarios los que ayudan a hacer los cambios más grandes y en momentos difíciles.

Hay que aprender a aprovechar cada momento y sacar de cada cosa su granito de arena. Esos son los pequeños pasos. Y no importa cuántas cosas vayan mal, o cuantos obstáculos en el camino, siempre hay elementos que sí podemos manejar. Podemos sonreir, podemos agradecer, podemos ayudar a otros, podemos alimentarnos bien, beber agua, elongar el cuerpo, darse una buena ducha, juntarse con una amiga o amigo y reirse de pavadas.

Aprende a sentirte bien en los momentos difíciles

Y cuando las cosas están muy difíciles, recuerden que las ostras producen las perlas más preciosas y puras de tan sólo un granito de arena.

Por eso se paciente contigo y da tiempo al tiempo para que las cosas vayan evolucionando. Son esas pequeñas desiciones sanas que harán una gran diferencia a largo plazo.